Radiología 3D: La tecnología al servicio de la planificación.

La implantología se ha convertido en un tratamiento habitual en las consultas dentales. Los procesos han ido evolucionando y hoy en día encontramos técnicas como la Radiología digital 3D.

Un estudio radiológico en 3D nos permite estudiar con gran precisión la anatomía ósea del paciente, convirtiéndose en una herramienta que aumenta la seguridad a la hora de realizar una intervención.

Lo podemos utilizar tanto en casos en los que haya que sustituir uno o varios dientes, e incluso en casos de rehabilitaciones completas de la sonrisa, en pacientes que han perdido o van a perder todos sus dientes. Todo ello con el fin de recuperar la estética y función de la boca de la manera más cómoda para el paciente.

A continuación vamos a responder a algunas preguntas que pueden surgir sobre esta prueba diagnóstica.

¿Para qué sirve?

La radiología 3D es una prueba que nos permite conocer el estado del hueso maxilar del paciente antes de ser intervenido. De esta manera, el odontólogo puede saber datos importantes sobre la anchura, altura y calidad del hueso. En definitiva, esta técnica permite planificar la mejor solución, para asegurar el éxito y durabilidad de los implantes.

¿Qué ventajas tiene?

Nos permite llevar a cabo una simulación de la futura colocación de los implantes dentales, lo cual es muy útil para conocer la posición y el ángulo exacto en el que se deben insertar los implantes de forma exitosa. La radiación con este tipo de tecnología es mínima, mientras que las ventajas de seguridad para el paciente y la probabilidad de éxito en el tratamiento son máximas.

¿Por qué es necesario?

Antes de someterse al proceso quirúrgico, esta prueba reduce el riesgo de fracasos, ya que las imágenes 3D nos ayudan a realizar el diseño de guías quirúrgicas para colocar de forma segura y exitosa los implantes dentales cuando el paciente tiene poco volumen de hueso. En el caso de implantes complejos, esta tecnología facilita que las intervenciones sean mínimamente invasivas.

¿Para quién está indicado?

Todo el mundo puede beneficiarse de la Radiología 3D, pero su utilidad es mayor aún en los diagnósticos de los pacientes que tienen dolor en la articulación temporomandibular, apiñamientos con ausencia de piezas dentales, deformidades dentofaciales, etc.

…nos permite conocer el estado del hueso maxilar antes de intervenir

ÍNTEGRA ESTÉTICA Y SALUD DENTAL
¡Ahora puedes sonreir sin límites!
Pide tu cita
PRIMERA REVISIÓN GRATUITA

DIÁGNOSTICO Y PRESUPUESTO GRATIS